Guardamuebles Valladolid

Precio Mudanza Valladolid

Precio Mudanza Valladolid

Mudanzas y Guardamuebles Fran

Extintor

Clasificación de extintores

En esta clasificación conforman los siguientes extintores
Extintor soda-ácido:

El extintor de soda-ácido ha sido el tipo de matafuego más común, en el cual la substancia extintora, es expelida bajo presión. Las substancias químicas que intervienen en su carga, son el bicarbonato de sodio y el ácido sulfúrico. El bicarbonato de sodio se disuelve en el agua contenida y esta solución constituye en la verdadera substancia extintora. El ácido sulfúrico concentrado es contenido en un frasco que pende en el centro de la parte superior del aparato, cerrado por un tapón holgado de vidrio o de cerámica, en forma que pueda caer fácilmente de su asiento en el cuello del frasco.

Al poner en acción el aparato, invirtiendo su normal posición, el ácido y el bicarbonato se mezclan químicamente produciendo suficiente gas carbónico para desarrollar considerable presión y expeler el agua dando al chorro un alcance de 10 a 12 metros.

La reacción que se produce se puede expresar en la siguiente ecuación:

H2SO4 + 2 NaHCO3 = Na2SO4 + 2 CO2 + 2 H2O

Con el matafuego en posición normal, el nivel del agua y el bicarbonato no debe sobrepasar la marca existente expresada como “nivel del agua”. Estos extintores deben ser recargados anualmente. En la recarga todas las partes deben ser lavadas con agua e impulsar agua a través de la manguera de descarga, si la tuviera, para lavarla perfectamente. Es conveniente, al realizar la descarga anual dar la oportunidad al personal de realizar esta operación en el marco de un pequeño simulacro de incendio. La recarga anual es recomendable ya que las substancias químicas se deterioran con el tiempo. La solución de bicarbonato se descompone lentamente dejando escapar gas carbónico, especialmente cuando el extintor está expuesto a altas temperaturas. El ácido sulfúrico absorbe la humedad ambiente, comienza a diluirse y ocasionalmente puede rebasar de su frasco o en su manipuleo puede derramar parte del contenido. Al efectuar la recarga el bicarbonato de sodio debe ser diluido en agua tibia (no caliente) fuera del extintor, en un balde o recipiente, asegurándose que el bicarbonato quede bien diluido. Luego debe colocarse el canasto portador del frasco o botella y finalmente ésta con su tapón. Ciérrese el aparato, colocando la tapa y estará listo para funcionar.

Característica de fabricación

El recipiente del extintor debe ser realizado en chapa de hierro Nº 16 o sea de 1,59 mm, de espesor soldado a la autógena en sus costados longitudinales y uniones de la cúpula y del fondo. Debe ser probado a presión hidráulica, operación fundamental ya que en su funcionamiento se originan presiones interiores. De no contar con esta prueba podría darse el caso, ya experimentado, de reventar en su parte más débil, soldadura o picaduras de la chapa, con las lamentables consecuencias previsibles para el operador o asistente. Por ello debe comprobarse que cada extintor posea la garantía del fabricante, de haber realizado la prueba hidráulica.

La prueba hidráulica de este tipo de extintores debe repetirse cada cinco años. Para ellos es menester contar con una bomba de potencia suficiente para desarrollar una presión interior de 24 atm. durante 5 minutos. Los extintores con ruedas o de mayor capacidad deben ser llevados a una presión interior de 27,5 kilogramos por centímetro cuadrado.

Los extintores de soda-ácido responden a las normas IRAM, sigla del Instituto Racionalizador Argentino de Materiales, que son observadas por casi todas las reparticiones nacionales, provinciales y muchos usuarios industriales particulares. Estos matafuegos además de ajustarse a estas disposiciones que fijan sus dimensiones, materiales de fabricación, etc., están revestidos interiormente con plomo o estaño depositado por baño electrolítico, lo cual asegura la conservación de la chapa. El canasto que sostiene la botella de ácido es también de material anticorrosible. La tapa es de bronce con guarnición para evitar pérdidas de presión

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *